NABARLUR. Euskal Herriko lurraldetasun historikoa erakusten duen webgune bat da. Europan estatu burujabea zen NAFARROA

Esto es Nabarlur. Un espacio en el que se muestra la territorialidad histórica de Vasconia/Navarra. El ámbito en el que se desarrolló un pueblo, su idioma, y su Estado, independiente y reconocido en toda Europa, NAVARRA.

2010-02-09

La realidad oculta, Bizkaia fue Nabarra hasta el siglo XIII. (I)

La gran mayoría de los libros, artículos y escritos de todo tipo, ocultan interesadamente la historia de este territorio entre los siglos IX y XIII. Algo pasó en este capítulo de la historia para que pasen a pies puntillas y apenas hablen de él. De las leyendas pasan rápido a la fundación de las villas por los reyes castellanos durante el siglo XIII, como si hasta entonces no existieran.

La lucha de los vascones contra las incursiones del poder de tradición goda de asturianos y Leoneses está probada documentalmente. En la batalla de Arrigorriaga, en torno al 870, los bizkainos derrotaron a las tropas de Alfonso III de Asturias. En ella se forjó la leyenda de Jaun Zuria, primer dirigente bizkaino. El propio Alfonso III reconoce en sus crónicas (año 886) que conquistaron Carranza y Sopuerta (Enkarterri) pero que las tierras de Bizkaia, Orduña, Alava, Alaone ¿Ayala?, así como Berroeza, Deio y Pamplona eran “tierras poseídas por sus moradores” (los vascones).

En las genealogías de Roda se cita a un conde bizkaino, de nombre Momo o Munio, que estaba casado con Belasquita, hija del rey nabarro Sancho I Garcés (905-925) y Toda Aznarez. Es entonces cuando los bizkainos se libran de la imposición Astur-Leonesa.

El primer “conde de Vizcaia” que aparece en la historia es Eneko Lúpiz “Ezkerra”, un tenente nabarro –señor sin jurisdicción ni dominio feudal-. Lo fue durante el reinado de Sancho III “el Mayor” (1004-1035) y aparece en un documento de 1033. Eneko Lúpiz firmó como conde de Bizkaia donaciones a monasterios nabarros según varios documentos de los reyes García III “el de Nájera” (1035-1054) y Sancho IV (1054-1076).

En 1076, tras el asesinato del rey Sancho IV en Peñalen (Funes) por sus hermanos, instigados desde Castilla, Eneko Lúpiz y su hijo Lope Iñiguez cometen un acto de alta traición haciéndose vasallos del rey castellano, Alfonso VI que aprovechó la ocasión para invadir la nabarra occidental ocupando el territorio hasta el rio Oria.

Años más tarde, Alfonso I “el Batallador” (1104-1134) tras su boda en 1109 con Urraca de Castilla recupera todos los territorios que habían sido arrebatados por los reyes de Castilla. Posteriormente durante los reinados de García Ramirez “el Restaurador” (1134-1150) y su hijo Sancho VI “el Sabio (1150-1194) aparecen al cargo de Bizkaia, el conde Ladrón y su hijo Bela Ladrón hasta su muerte en 1175, momento que aprovecha Alfonso VIII de Castilla para invadir Bizkaia con su vasallo Diego Lopez de Haro II a la cabeza.

En 1176 Alfonso VIII firmó una tregua con Sancho VI y se decidió nombrar como árbitro de sus disputas al rey de Inglaterra, Enrique II. Alfonso VIII quería apropiarse de los territorios al oeste de Itziar y el Duranguesado que quedarían dentro de Nabarra a excepción de Malmasin pero ni Sancho VI ni los bizkainos aceptaron. Enrique II, suegro del rey de Castilla, no quiso restituir a Sancho VI todos sus territorios y se limitó a dejar las cosas como estaban al principio de sus reinados, cosa que no contentó a ninguno pero perjudicó enormemente al nabarro.

Finalmente, Alfonso VIII, aprovechando la ausencia del nuevo rey de Nabarra, Sancho VII “el Fuerte” (1194-1234) que se encontraba en África negociando ayuda militar con el rey Almohade, atacó en 1199 toda la Nabarra occidental. Para ello contó con la ayuda de Diego López de Haro II que vería su esfuerzo recompensado con el señorío de manera hereditaria.


Los fueros son las leyes que nos dimos los vascos para nuestra convivencia y terminaron de desarrollarse bajo el amparo del estado vasco o reino de Navarra. Es el conocido como Derecho Pirenaico o Navarro. El fuero de Bizkaia es vigente desde 1110 y se escribió en 1452 (Fuero Viejo) y de nuevo en 1526. Los reyes de Castilla en calidad de Señores de Vizcaya debían jurarlo. La ley estaba por encima del rey (castellano-español) y era anterior a él.

El deseo centralizador del estado español provocó las conocidas como guerras carlistas en defensa de los fueros o leyes navarras. Nos los quitaron en 1876 y a día de hoy no cesan los ataques para acabar con los que sobreviven de manera residual en el derecho privado, legislación de herencias, hacienda, etc.

Lectura recomendada:

Osoa.net

ORTUETA, Anacleto. Nabarra, Estado político de Vasconia.

SAGREDO, Iñaki. Navarra, Castillos que defendieron el reino. Tomo III.

URZAINQUI,Tomás y OLAIZOLA,JM. La Navarra marítima.

URZAINQUI,Tomás. Navarra sin fronteras impuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada