NABARLUR. Euskal herriko lurraldetasun historikoa erakusten duen webgune bat da. Europan estatu burujabea zen NAFARROA.

NABARLUR. Un espacio en el que se muestra la territorialidad histórica de Vasconia. El ámbito en el que se desarrolló un pueblo, su idioma, y su Estado, independiente y reconocido en toda Europa, NAVARRA.

2020-04-08

Nafarroako elizbarrutiak gaur egun - Diócesis navarras en la actualidad

Nafarroako elizbarrutiak 1956tik aurrera - Diócesis navarras desde 1956

Iruñeko Artxibarrutia
1. Iruñeko eta Tuterako Elizbarrutia
2. Donostiako Elizbarrutia
3. Calahorra eta La Calzada-Logroñoko Elizbarrutia
4. Petilla (Jacako Elizbarrutia)

Burgosko Artxibarrutia
1. Gasteizko Elizbarrutia
2. Bilboko Elizbarrutia
3. Mirandako eskualdea eta Riojilla (Burgosko Elizbarrutia)
4. Tierras Altas (Osma-Soriako Elizbarrutia)

Oviedoko Artxibarrutia
1. Castro Urdiales eta Guriezo (Santanderreko Elizbarrutia)

Bordeleko Artxibarrutia
1. Ipar Euskal Herria (Baiona, Lescar eta Olorongo Elizbarrutia)


                                                                   ---------------------------------------


Archidiócesis de Pamplona/Iruña
1. Diócesis de Pamplona y Tudela
2. Diócesis de Donostia/San Sebastián
3. Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño
4. Petilla (Diócesis de Jaca)

Archidiócesis de Burgos
1. Diócesis de Vitoria/Gasteiz
2. Diócesis de Bilbao
3. Comarca del Ebro y Riojilla (Diócesis de Burgos)
4. Tierras Altas (Diócesis de Osma-Soria)

Archidiócesis de Oviedo
1. Castro Urdiales y Guriezo (Diócesis de Santander)

Archidiócesis de Burdeos
1. País Vasco Norte (Diócesis de Baiona, Lescar y Oloron)

2020-04-06

Nafarroako elizbarrutiak Erdi Aroan - Diócesis navarras en la Edad Media (I)

Nafarroako elizbarrutiak X-XI. mende artean - Diócesis navarras entre los siglos X y XI

Hechos destacados:
-. 1045: Conquista de Calahorra. Traslado de la sede desde Nájera en 1047.
-. Entre 1052 y 1064 la diócesis de Valpuesta estuvo unida a la de Calahorra.
-. El vizconde de Zuberoa integra su territorio en la diócesis de Oloron separándolo de Dax en 1058.
-. Las diócesis de Valpuesta y Oca se unieron en la de Burgos en 1075.
-. Asesinato del rey Sancho IV de Pamplona en 1076. Alfonso VI de León y Castilla toma Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y La Rioja.
-. Se suprime la diócesis de Araba y se integra en la de Calahorra en 1087.

*Tudela y su ribera, hasta el año 1119, se encuentra en territorio musulmán.

Artículo relacionado: Repartición de Vasconia en obispados

2020-04-04

Nafarroako elizbarrutiak Erdi Aroan - Diócesis navarras en la Edad Media (II)

Nafarroako elizbarrutiak XII-XVI mende artean - Diócesis navarras entre los siglos XII y XVI

1. Burgosko elizbarrutia: Bizkaiko mendebaldea (Enkarterri), Gaubeako bikariotza eta Errioxako mendebaldea.

2. Kalagorriko elizbarrutiak: Bizkaiko gainerako eskualdeak, Araba, Gipuzkoako Deba bailara, Nafarroako Viana inguruko herriak eta Errioxako gainerako eskualdeak. 

3. Iruñeko elizbarrutia: Nafarroa Garaiaren Pirinio eta erdi aldea eta Gipuzkoako erdiko eskualdeak. Oion eta Baldonsellako eskualdea ere elizbarrutiko zati bat zen. 

4. Baionako elizbarrutia: Lapurdi, Arberoa, Baigorri, Ortzaize, Garazi, Luzaide, Landibarre, Oarsoaldea, Urumea eta Bidasoa ibaien arroak Basaburua Txikia izan ezik. 

5. Akizeko elizbarrutia: Agramont, Amikuze eta Oztibarre. 

6. Oloroeko elizbarrutia: Zuberoa. 

7. Tarazonako elizbarrutia: Alfaro eta Tuterako eskualdea.

8. Zaragozako elizbarrutia: Kortes herria. 



                                                               -------------------------------- 


1. Diócesis de Burgos: Encartaciones, Valdegobía y zona occidental de la Rioja. 

2. Diócesis de Calahorra: Resto de Bizkaia y Araba, valle del Deba, zona de Viana y resto de la Rioja. 

3. Diócesis de Pamplona: Valles pirenaicos, zona media de Navarra y zona central de Gipuzkoa. Oyon y la comarca de Valdonsella también formaba parte de esta diócesis. 

4. Diócesis de Baiona: Lapurdi, Arberoa, Baigorri, Oses, Ciza, Valcarlos, Lantabat, Oarsoaldea y las cuencas del Urumea y del Bidasoa a excepción de Basaburua menor. 

5. Diócesis de Dax: Agramont, Mixa y Ostabarets. 

6. Diócesis de Olorón: Zuberoa. 

7. Diócesis de Tarazona: Comarca de Tudela y Alfaro. 

8. Diócesis de Zaragoza: Pueblo de Cortes.

2020-04-02

Navarra en el Codex Calixtinus

El Códice Calixtino es un famoso manuscrito de mediados del siglo XII en el que se incluye el Liber Sancti Iacobi, una curiosa guía para los peregrinos que recorrían el camino hacia Santiago de Compostela. En lo referente a su paso por Navarra, el autor, un monje francés, hace una breve reseña de la tierra y no escatima insultos a la hora de describir de forma distorsionada a los navarros, a los que trata malintencionadamente de ridiculizar. Contiene también referencias a su lengua, el euskera, en la que comparte un pequeño diccionario con palabras corrientes.

Por otro lado, considera acertadamente navarros tanto a alaveses como a vizcaínos, reconociendo la territorialidad de Navarra desde Baiona hasta los Montes de Oca, incluidas Áraba, Bizkaia y La Rioja, cosa que se corrobora en los documentos de la época que afirman que Alfonso I el Batallador, además de en Aragón, reinaba en todo este territorio entre Baiona y Belorado. En algunos párrafos distingue vascos de navarros, pero se refiere a los del norte de los Pirineos, lo que ahora conocemos como Iparralde, Ipar Euskal Herria o Pays Basque, que ya entonces se conocía así: País o tierra de Bascos.

Mapa de Navarra hacia el año 1134


En el camino de Santiago, por la vía de Tolosa [Toulouse], pasado el río Garona, se encuentra en primer lugar la tierra de Gascuña; y luego, pasado el Somport, la tierra de Aragón y después Navarra, hasta el Puente de Arga y más allá.

(...), ya cerca de Port de Ciza [Ibañeta], se encuentra el país vasco, que tiene en la costa hacia el norte la ciudad de Baiona. Esta tierra es bárbara por su lengua, llena de bosques, montuosa, desolada de pan, vino y de todo alimento del cuerpo, salvo el consuelo de las manzanas, la sidra y la leche. En esta tierra, a saber, cerca de Port de Ciza, en el pueblo llamado Ostabat y en los de San Juan y San Michel se hallan unos malvados portazgueros, los cuales totalmente se condenan; pues saliendo al camino a los peregrinos con dos o tres dardos cobran por la fuerza injustos tributos. Y si algún viajero se niega a darles los dineros que les han pedido, le pagan con los dardos y le quitan el censo, insultándole y registrándole hasta las calzas.

Son feroces y la tierra en que moran es feroz, silvestre y bárbara: la ferocidad de sus caras y los gruñidos de su bárbara lengua aterrorizan el corazón de quienes los ven. Aunque legalmente solamente deben cobrar tributo a los mercaderes, lo reciben injustamente de los peregrinos y de todos los viajeros. Cuando deben cobrar normalmente de cualquier cosa cuatro monedas o seis, cobran ocho o doce, es decir, el doble. Por lo cual mandamos y rogamos que estos portazgueros con el rey de Aragón [Alfonso I el Batallador] y los demás potentados que reciben de ellos los dineros del tributo, y todos los que lo consienten, a saber: Raimundo de Solis y Viviano de Agramonte y el Vizconde de San Miguel con toda su descendencia, junto con los antedichos barqueros y Arnaldo de Guinia con todos sus descendientes futuros y con los demás señores de los citados ríos, que injustamente reciben de aquellos mismos barqueros los dineros de la navegación, con los sacerdotes también que a sabiendas les dan confesión o comunión, o les celebran oficios divinos, o los admiten en la iglesia, sean excomulgados no sólo en las sedes episcopales de sus respectivas tierras, sino también, oyéndolo los peregrinos, en la basílica de Santiago, hasta que por larga y pública penitencia se arrepientan y moderen sus tributos. Y cualquier prelado que, por caridad o por lucro, quiera perdonarlos de esto, sea herido por la espada del anatema. Y sépase que dichos portazgueros en modo alguno deben percibir tributo de los peregrinos, y los repetidos barqueros sólo deben cobrar un óbolo por la travesía de dos hombres, si son ricos, y por su caballo un solo dinero, pero de los pobres nada. Y deben tener también barcas grandes en que holgadamente puedan entrar las caballerías y los hombres.

En el país vasco hay en el camino de Santiago un monte muy alto que se llama Port de Ciza, o porque allí se halla la puerta de Hispania, o porque por dicho monte se transportan las cosas necesarias de una tierra a otra; y su subida tiene ocho millas y su bajada igualmente ocho. Su altura es tanta que parece tocar al cielo. Al que lo escala le parece que puede alcanzar el cielo con la mano. Desde su cumbre pueden verse el mar británico y el occidental, y las tierras de tres países, a saber: de Castilla, de Aragón y de Francia. En la cima del mismo monte hay un lugar llamado la Cruz de Carlomagno, porque en él con hachas, con piquetas, con azadas y demás herramientas abrió una senda Carlomagno al dirigirse a Hispania con sus ejércitos en otro tiempo y por último, arrodillado de cara a Galicia elevó sus preces a Dios y Santiago. Por lo cual, doblando allí sus rodillas los peregrinos suelen rezar mirando hacia Santiago y todos ellos clavan sendas cruces, que allí pueden encontrarse a millares. Por esto se considera aquel lugar el primero de la oración a Santiago.

En este mismo monte, antes de que creciese plenamente por tierras españolas la cristiandad, los impíos navarros y vascos solían no solo robar a los peregrinos que se dirigían a Santiago, sino también cabalgarlos como asnos, y matarlos. Junto a este monte, hacia el norte, hay un valle que se llama Valcarlos, en el que acampó el mismo Carlomagno con sus ejércitos cuando los guerreros fueron muertos en Roncesvalles, y por el que pasan también muchos peregrinos que van a Santiago y no quieren escalar el monte. Luego, pues, en el descenso del monte se encuentra el hospital y la iglesia en donde está el peñasco que el poderoso héroe Roldán partió con su espada de arriba a abajo de tres golpes. Después se halla Roncesvalles, lugar en que en otro tiempo se libro la gran batalla en la cual el rey Marsilio, Roldán y Oliveros y otros ciento cuarenta mil guerreros cristianos y sarracenos fueron muertos.

Tras este valle se encuentra Navarra, tierra considerada feliz por el pan, el vino, la leche y los ganados. Los navarros y los vascos son muy semejantes en cuanto a comidas, trajes, y lengua, pero los vascos son algo más blancos de rostro que los navarros. Estos se visten con paños negros y cortos hasta las rodillas solamente, a la manera de los escoceses, y usan un calzado que llaman albarcas, hechas de cuero con pelo, sin curtir, atadas al pie con correas, que sólo resguardan la planta del pie, dejando desnudo el resto. Gastan unos capotes de lana negra, largos hasta los codos y orlados a la manera de una paenula, (la paenula era una especie de capota de viaje, largo hasta las rodillas, cerrado y sin mangas, con un agujero para la cabeza y un capuchón) que llaman sayas. Comen, beben y visten puercamente. Pues toda la familia de una casa navarra, tanto el siervo como el señor, lo mismo la sierva que la señora, suelen comer todo el alimento mezclado al mismo tiempo en una cazuela, no con cuchara, sino con las manos, y suelen beber por un vaso. Si los vieras comer, los tomarías por perros o cerdos comiendo. Y si los oyeses hablar, te recordarían el ladrido de los perros, pues su lengua es completamente bárbara. A Dios le llaman urcia; a la Madre de Dios, andrea Maria; al pan, orgui; al vino, ardum; a la carne, aragui; al pescado, araign; a la casa, echea; al dueño de la casa, iaona; a la señora, andrea; a la iglesia, elicera; al presbítero, belaterra, lo que quiere decir bella tierra; al trigo, gari; al agua, uric; al rey, ereguia; a Santiago, iaona domne Iacue.

Este es pueblo bárbaro, distinto de todos los demás en costumbres y modo de ser, colmado de maldades, oscuro de color, de aspecto innoble, depravado, perverso, pérfido, desleal y falso, lujurioso, borracho, en toda suerte de violencias ducho, feroz, silvestre, malvado y réprobo, impío y áspero, cruel y pendenciero, falto de cualquier virtud y diestro en todos los vicios e iniquidades; parecido en maldad a los getas y sarracenos, y enemigo de nuestro pueblo galo en todo. Por sólo un dinero mata un navarro o un vasco, si puede, a un francés. En algunas de sus comarcas, sobretodo en Vizcaya y Álava, el hombre y la mujer navarros se muestran mutuamente sus vergüenzas mientras se calientan. También usan los navarros de las bestias en impuros ayuntamientos. Pues se dice que el navarro cuelga un candado en las ancas de su mula y de su yegua, para que nadie se le acerque, sino él mismo. También besa lujuriosamente el sexo de la mujer y de la mula. Por lo cual, los navarros han de ser censurados por todos los discretos.

Sin embargo, se les considera buenos en batalla campal, malos en el asalto de castillos, justos en el pago de diezmos y asiduos en las ofrendas a los altares. Pues cada día al ir los navarros a la iglesia, hacen una ofrenda a Dios, o de pan, vino o trigo, o de algún otro producto. Siempre que un navarro o un vasco va de camino se cuelga del cuello un cuerno como los cazadores y lleva en las manos, según costumbre, dos o tres dardos que llaman azconas. Al entrar y salir de casa, silba como un milano. Y cuando estando escondido en lugares apartados o solitarios para robar, desea llamar silenciosamente a sus compañeros, o canta a la manera del buho, o aúlla igual que un lobo.

Suele decirse que descienden del linaje de los escoceses, pues a ellos se parecen en sus costumbres y aspecto. Es fama que Julio César envió a Hispania, para someter a los hispanos, porque no querían pagarles tributo, a tres pueblos, a saber: a los nubianos, los escoceses y los caudados cornubianos, ordenándoles que pasasen a cuchillo a todos los hombres y que sólo respetasen la vida a las mujeres. Y habiendo ellos invadido por mar aquella tierra, tras destruir sus naves, la devastaron a sangre y fuego desde Barcelona a Zaragoza, y desde la ciudad de Bayona hasta Montes de Oca. No pudieron traspasar esos límites, porque los castellanos reunidos los arrojaron de sus territorios combatiéndolos. Huyendo, pues, llegaron ellos hasta los montes costeros que hay entre Nájera, Pamplona y Baiona, es decir, hacia la costa en tierras de Bizkaia y Araba, en donde se establecieron y construyeron muchas fortalezas, y mataron a todos los varones a cuyas mujeres raptaron y en las que engendraron hijos que después fueron llamados navarros por sus sucesores. Por lo que navarro equivale a no verdadero, es decir, engendrado de estirpe no verdadera o de prosapia no legítima. Los navarros también tomaron su nombre primitivamente de una ciudad llamada Naddaver, que está en las tierras de que en un principio vinieron, en los primeros tiempos, el apóstol y evangelista San Mateo.

Después de la tierra de estos, una vez pasados los Montes de Oca, hacia Burgos, sigue la tierra de los hispanos, a saber, Castilla y Campos. (...)

2020-03-31

Partición y reivindicación de los territorios navarros desde el siglo XII

Esta entrada no trata de los territorios que formaron parte del reino de Pamplona en el siglo XI, como fueron Castilla la vieja, Aragón, Sobrarbe, Ribagorza y Gascuña, sino de los territorios constituyentes de Navarra desde el siglo XII, cuya devolución sí que fue reivindicada en los siglos posteriores como vamos a ver.

División del reino de Navarra según las actuales Comunidades Autónomas


La muerte sin descendencia del rey Alfonso I en el año 1134 supuso la separación definitiva de Navarra y Aragón. Anteriormente, en el año 1127, se había acordado la frontera con Castilla de manera que Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y La Rioja quedaban dentro de Navarra, incluyendo Belorado como su límite occidental. Por el norte el reino llegaba hasta Baiona, siendo el castillo de Maule (Zuberoa) otra de los fortalezas erigidas por el Batallador.

El nuevo rey García V Ramírez el Restaurador fue apoyado por los señores de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Nájera, Pamplona y Tudela. Sin embargo La Rioja fue invadida y ocupada por Alfonso VII de Castilla en 1134. Solo Logroño pudo conservarse hasta 1143. Su hijo Sancho VI el Sabio recuperó en 1162 parte de este territorio, a excepción de Nájera, Haro y Calahorra, hasta que el nuevo rey castellano, Alfonso VIII reanudó la guerra con Navarra en 1173, saltándose la tregua que tenían acordada.

Para parar la guerra, en 1176 se llegó a un acuerdo de arbitraje con el rey de Inglaterra como mediador. Las reivindicaciones navarras eran claras:

...pide el Monasterio de Cudeyo, Montes de Oca, el valle de San Vicente, el valle de Ojacastro, Cinco Villas, Montenegro de Cameros, la Sierra de Alba hasta Ágreda. Exige todo ello y la tierra comprendida entre estos enclaves y Navarra.

Además, pide lo que el emperador arrebató al rey García, su padre, por la fuerza, es decir: Nájera, tanto el castillo de cristianos como el de judíos, Grañón, Pancorbo, Belorado, Cerezo de Río Tirón, Monasterio, Cellorigo, Bilibio, Meltria, Viguera, Clavijo, Berberana, Lantarón...

Reclama también Belorado, que el emperador había devuelto al rey García, su padre, y que, muerto éste, el mismo emperador arrebató a Sancho, actual rey de Navarra, quien lo tenía y poseía en paz como su propia heredad.

Igualmente, pide... se le restituya la posesión de los castillos recientemente arrebatados con las rentas allí percibidas... Estos son los nombres de los castillos: Quel, Ocón, Pazuengos, Grañón, Cerezo de Río Tirón, Valluércanos, Treviana, Murillo, Ameyugo, Miranda, Santa Gadea, Salinas, Portilla, Malvecín, Leguín y el castillo que tiene Godín.

Además, pide el rey de Navarra que el rey de Castilla le devuelva una suma cifrada en cien mil marcos de plata...

La resolución, que no satisfizo ni a castellanos ni a navarros, supuso la pérdida definitiva de La Rioja en 1179, al no reconocerse las reclamaciones navarras, pero confirmó la pertenencia a Navarra de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. Otro documento inglés de 1190 deja constancia de que ya ocupaban toda Lapurdi pero la costa desde Hondarribia hasta Castro Urdiales aún era Navarra:

...Y la tierra del rey de Navarra empieza en aquel puerto llamado Oarso, y llega hasta las aguas de Castro (que divide la tierra del rey de Navarra de la tierra de Castilla).

Castro Urdiales aparece por primera vez en la documentación en 1040 entre las posesiones de García IV el de Nájera. Aforado posteriormente por Alfonso VIII de Castilla en 1163, dejó de pertenecer al señorío de Bizkaia en 1471.

A partir de la conquista de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa (1198-1200) son numerosas las veces que se ha reivindicado desde Navarra o incluso propuesto desde Castilla, la devolución de todos estos territorios:

...Prometo también que, si Dios me diere salud, restituiré al rey de Navarra todo lo que tengo desde ponte de Araniello hasta Fuenterrabía, y los castillos de Buradón, de San Vicente, de Toro, de Marañón, de Alcazar, de Sta. Cruz de Campezo, la villa de Antoñana y los castillos de Atauri y Portilla de Corres. Alfonso VIII de Castilla 1204.

...yo don Alfonso, por la gracia de Dios rey de Castilla (...) do en amor a mi amado pariente et amigo don Tibalt, por essa misma gracia rey de Nauarra (...) las dos villas de Sant Sebastian et de Fuenterabia, con todas sus rentas de mar et de tierra, et esto le do yo que tenga de mi en amor en toda su uida. Alfonso X de Castilla 1256.

...el drecho de auer, et heredar la propiedad de las tierras de Ipuzcoa, et de Alaua, [et de] Roia et de toda la otra tierra que ha seydo et es del regno de Nauarra es del rey et… de Nauarra et de lures successores. Infante Alfonso de Castilla 1330.

...Quanto a lo que pertenesce a V. Alteza, según lo que solía extender este Reyno antiguamente como es pública voz y fama que era señor de Guipúzcoa, Vizcaya y Alaba y mucha parte de Rioja, hasta el holmo de Burgos; como por la sepultura que antiguamente los reyes de Navarra tenían en Nájera y otras ciudades y villas que hoy en día parescen las armas de Navarra; anssí como en Logroño y en otros lugares y de poco acá se han borrado". Memorandum Beaumontes 1540.

Escudo de San Vicente de la Sonsierra (La Rioja)

2020-03-16

Nafarroa euskaldun guztion aberria da

1134: Gartzia Ramirezek iruindarren erregetzat aldarrikatu zuen bere burua Iruñeko Garcia de Larrosa apezpikuaren eta Iruñeko jaun nagusien babesarekin. Jaun horien artean aurkitzen zen Ladron kondea, Gipuzkoako, Arabako eta Bizkaiko jauna.

1162: Nafarroako Antso VI jakituna erregeak Errioxa eta Bureba bereganatu zituen ia osorik, Naiara eta Kalagorri izan ezik. Azken bi horietan Lope Diaz de Haro bizkaitarra eta Gomez Gonzalez kondea ziren defentsan, hurrenez hurren. Okako Mendien muga tradizionalak urratzea lortu zuen.

1162: Antso VI.a Jakitunak "Iruñeko erresuma" izen tradizionala aldatu zuen, eta "Nafarroako erresuma" izatera pasa zen. Bere sigiluan Nafarroako armarria lehen aldiz agertzen da.

 Nafarroako erresuma XII. mendean

1167: "Lingua navarrorum". Latinezko dokumentu batean euskarari eman zitzaion izena.

1200: Gaztelako tropak Arabatik sartu ziren. Trebiñu eraso zuten lehenbizi, eta, ondoren, beste gotorleku batzuk. Ekainaren 5ean Gasteiz eraso eta setiatu zuen Alfontso VIII.ak. Gaztelako erregeak Arabako eta Gipuzkoako beste herri batzuk hartu zituen. Gasteiz erori ostean, nahiz konkista armatuagatik, nahiz Gaztelako boterearekin adostutako hitzarmenen bidez, Gaztelako erregeak laster kontrolatu zituen Gipuzkoa eta Durangaldea. Gaztelako erregeak Diego Lopez Harokoa izendatu zuen lurralde horietako agintari, Gaztelaren alde jarria baitzen hura. Urte hartako urriaren 11n, Diego Lopez Harokoa teniente zen Sorian, Naiaran, Marañonen eta Donostian, eta, Bizkaian berriz agintzeaz gainera, Durangaldea anexionatzea lortu zuen, 1212. urtean erregeak laga baitzion. Mendebaldeko hiru euskal lurraldeak Gaztelaren mende geratu ziren beraz, baina ez zituzten Gaztelako erresumaren lurralde propio gisa erantsi, Errioxa eta Bureba bezala; aldiz, Gaztelako Koroan sartu zituzten. Nafarroak itsasorako irteera galdu zuen.


Bizkaia/EAE eta Nafarroa Garaiko mapak eta armarriak  XVIII. eta XX. mendeetan

Konkistaren ondorioz Bizkaiako jaurerria eta Nafarroako erresuma banandu ziren. Lehen Bizkaiko jaurerria zena orain Euskal Autonomi Erkidegoa da, Bizkaiko jaurerriko armarria Euskadiko armarrian bihurtu da eta Bizkaiko jaunaren papera Lehendakariak betetzen du.

2020-03-11

Divide et impera

La invasión a Navarra por las tropas de Alfonso VIII de Castilla desde el año 1173, tuvo como resultado la división del reino en dos partes. Una, que comprendía los territorios de Araba, Encartaciones, Bizkaia, Durango, Gipuzkoa, San Sebastián y La Rioja, integrada desde entonces en la Corona de Castilla. Y otra parte, que continuó independiente, que comprendía los territorios de Pamplona, Tudela, Estella, Sangüesa y Ultrapuertos.

A la parte escindida del reino se le conservaron los Fueros y fue entregada por el rey de Castilla a Diego López II de Haro, sucesor natural de los antiguos señores de Vizcaya, una jugada maestra para hacerse con el control del territorio. No obstante éste no pertenecía al dominio Real, por lo que se mantuvo durante un siglo y medio más como un señorío feudal hasta que definitivamente Juan I lo unificó al Reino de Castilla en 1379.

Dada la importancia del señorío de Vizcaya, alaveses y guipuzcoanos eran tenidos también como vizcaínos, incluso al euskera se le llamaba en Castilla de esta manera. De hecho no fue hasta 1397 cuando se estableció la Hermandad General de Gipuzkoa y en 1463 la Hermandad Provincial de Araba. Por otro lado las tierras de la actual Rioja se dividían entre Burgos y Soria.

La conquista de Navarra en 1512 y su anexión a Castilla en 1515 no trajo consigo una restitución territorial sino todo lo contrario, una nueva fragmentación. La Navarra de Ultrapuertos recuperó la independencia hasta que en 1620 fue conquistada y anexionada a Francia.

El Principado de Bizkaia y el reino de Navarra han continuado separados hasta la abolición de los Fueros y su conversión en provincias en el siglo XIX. Hoy en día forman tres Comunidades Autónomas diferentes: La Rioja, Euskadi y Navarra además de los enclaves de Villaverde y Treviño en Cantabria y Castilla y León. Al norte de los Pirineos los territorios vasco-navarros están integrados en la Región de Nueva Aquitania.

Navarra: Desmembración territorial y popurrí heráldico.

Hemos llegado a un punto en el que no sabemos cual es el nombre de nuestro país, ni cuales son sus símbolos nacionales: escudo, bandera e himno. La partición territorial hace que los de una parte no se identifiquen con los de la otra ni con sus símbolos, y la creación de otros nuevos no hace sino acrecentar esta división.

Mirándonos al espejo de otras naciones sin estado, tal vez seamos capaces de entender lo que somos, qué se ha hecho mal y como superar esta situación. Mirando a Irlanda o Escocia, o sin irnos tan lejos, Galicia o Catalunya, vemos como estas naciones que conservan casi intacta su integridad territorial han mantenido sus símbolos nacionales pese al paso de los siglos. No han transformado su ancestral escudo en uno nuevo, cuartelado, resultado de las provincias en que han sido divididos.

 Catalunya: División provincial y escudo nacional.


Galicia: División provincial y escudo nacional.

2020-02-19

La Disposición Transitoria 4ª

Este es el nombre de la, tan famosa como polémica, disposición de la Constitución Española, por la cual Navarra podría incorporarse a la Comunidad Autónoma del País Vasco o Euskadi. Este es el único mecanismo legal que permite una unión territorial entre Navarra y las otras tres provincias vascas peninsulares, ya que no se contempla que la unión sea a la manera inversa, una reunificación de todas las provincias forales dentro de Navarra.

Desde la conquista castellana de la parte occidental de Navarra en el año 1200, los vasco-navarros hemos estado separados políticamente. Ni siquiera tras la conquista de 1512 hubo una mínima restitución territorial, a la cual los reyes castellanos se negaron sistemáticamente. No fue hasta el siglo XVIII cuando se empezaron a dar los primeros pasos en la reunificación del Reino de Navarra y Provincias Vascongadas, La Nación Bascongada o País Vasco-Navarro, según la terminología de la época.

Durante la ocupación francesa (1808-1813) hubo un intento de separar de España e integrar en el Imperio Francés "los cuatro cantones vasco-españoles" formando dos o tres departamentos cuyos nombres serían Nueva Fenicia, Nueva Tiro y Nueva Sidón debido a la creencia de que los vasco-navarros eran descendientes del pueblo fenicio. Según la historiadora Idoia Estornés, la bandera de este nuevo Estado sería la de Navarra, pero la derrota de Napoleón puso fin a este proyecto.

Con la proclamación de la Segunda República Española en 1931, se abrió una oportunidad a la unión territorial. La asamblea de alcaldes vasco-navarros aprobó en Estella un Estatuto que contaba con el apoyo del 90% de los votos de los navarros. Sin embargo Las Cortes Españolas rechazaron el texto por anticonstitucional. Un nuevo documento fue aprobado posteriormente en asamblea municipal, pero en la Asamblea General celebrada en Pamplona el 19 de junio de 1932 fue rechazado en una polémica votación en la que hubo acusaciones de coacciones y votos opuestos al mandato de varios ayuntamientos. El Estatuto Vasco siguió su curso pero solo para las provincias de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, aprobandose en 1936, ya en plena Guerra Civil Española.

Tras la dictadura franquista, la aprobación de la Constitución Española en 1978 abría una nueva posibilidad a la unión en forma de Disposición Transitoria. En ella se establece el procedimiento por el cual Navarra podría integrarse en la Comunidad Autónoma del País Vasco. Para ello sería necesario que fuera aprobado tanto por la mayoría de la Cámara de representantes navarros como por su población en un referéndum.

Texto de la Disposición Transitoria 4ª de la Constitución Española de 1978

El Estatuto de Autonomía del País Vasco o Estatuto de Gernika de 1979 establece en su artículo 2 cuales son los territorios que tienen derecho a formar parte de esta Comunidad Autónoma, incluido este procedimiento de la Constitución Española por el cual Navarra podría incorporarse en el supuesto de que así lo decidiera. De modo similar, el artículo 8 establece el procedimiento por el cual los enclaves de Treviño y el Valle de Villaverde también podrían agregarse a la Comunidad Autónoma del País Vasco. Estos ayuntamientos deberán aprobar su incorporación en referéndum y posteriormente sería necesaria su aprobación tanto por el Parlamento del País Vasco como por las Cortes Generales del Estado.

Texto del artículo 2 del Estatuto de Gernika de 1979

Sin embargo, la victoria de las fuerzas políticas favorables a la vía autonómica propia para Navarra en las elecciones de 1979, culminaron con la aprobación en 1982 de la ley estatutaria para Navarra, la LORAFNA o "Amejoramiento". Esto supuso una actualización de las leyes surgidas a partir del año 1841, momento en que Navarra dejó de ser un reino, interpretándose como un Pacto Foral entre Navarra y el Estado. Es por ello que Navarra no es considerada como una Comunidad Autónoma más, sino como una Comunidad Foral.

La incorporación de Navarra a la Comunidad Autónoma del País Vasco supondría que sus símbolos oficiales (bandera, escudo e himno) dejaran de ser los representativos de la Comunidad para pasar a ser solo los de la provincia, a no ser que en una futura reforma estatutaria se estableciera que sean éstos u otros los nuevos símbolos oficiales de la Comunidad. Lo mismo pasaría con su capital y las sedes gubernamentales y parlamentarias.

Símbolos oficiales de las dos Comunidades

Finalmente, en el caso de que Navarra decidiera su incorporación a la Autonomía del País Vasco, no necesitaría la aprobación ni del Parlamento del País Vasco ni de las Cortes Generales del Estado. De la misma manera el Parlamento navarro podría ejercer la iniciativa para la separación de Navarra de la Comunidad Autónoma a la que se hubiese incorporado.